Fragilidad

¿Se puede imaginar más fragilidad que la que sabemos que tiene la vida en la Tierra?

La vida, que prende en la Tierra. La Tierra, un pedrusco esférico, de 6500 Km de radio, rodeado de una ‘pequeña’ capa de agua y de aire, orbitando alrededor de una estrella que ahora está ‘tranquila’ pero que un día explotará tragándose a la mitad del Sistema Solar. Un sol distante 4 millones de años luz de la estrella más cercana, dentro de la galaxia Via Láctea, donde hay millones de otras estrellas. La Via Láctea, una nebulosa perdida en medio del espacio entre millones de otras galaxias. Espacio de 15000 millones de años luz de radio. Espacio del que no sabemos casi nada. Aparentemente en expansión, pero del que no sabemos cómo va a evolucionar en el futuro.

Hay tantas posibles causas para el final de la vida en la Tierra, que con un simple cálculo de probabilidades se puede prever que ese final ocurrirá tarde o temprano y es un milagro que aún exista.

Con esa perspectiva es inutil hacerse fuerte agarrándose a cualquier ilusión de permanencia.

Mejor vivir el momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s