Paro: emergencia nacional

Publicado en http://www.castelloninformacion.com el 3 de marzo de 2014

Tengo varios amigos en paro. Yo mismo, a mis ‘veintitantos’, estuve dos años en paro. Creo que si no fuera porque en España aún significan algo los lazos familiares, la situación social se habría ido de control, seguro. A veces, sólo la ayuda que se recibe de la propia familia permite aguantar, como sea, hasta que la mala racha amaine. Abuelos que pagan a sus hijos de 40 y más años, en paro, la hipoteca o el colegio de sus nietos, o los recibos de la luz y del agua. Adultos preparados en su profesión tras largos años de estudios y de experiencia, que, por las malas condiciones económicas, han visto como su empresa cerraba y se encontraban en la calle. Familias creadas, con ilusión, en momentos de bonanza que ahora son inviables económicamente porque no hay ingresos suficientes.

El aumento del paro, desde el punto de vista de la macro-economía es un severo problema por varios motivos. Supone:

  • Falta de ingresos en la Seguridad Social, con riesgo de hacerla insostenible, y gasto de dinero que se ha de dedicar a subsidios de desempleo.
  • Merma de la productividad, si consideramos que, aparte de los trabajadores que están ocupados, el sistema mantiene un ‘stock’ de personal que no está produciendo.
  • Pérdida enorme de recursos dedicados a la formación de profesionales y técnicos, que no se aprovecha pero que quizá sirva en otros países si los interesados emigran.
  • Creación de una masa de nuevos pobres que, aunque sobrelleven su problema como puedan, no van a tener dinero para consumir y mantener rentables las empresas que aún quedan.

Pero desde el punto de vista personal, es demoledor, porque:

  • De repente, aquello a lo que estabas dedicando toda tu atención y tu capacidad creativa desaparece.
  • Los compromisos económicos que habías asumido, tener un hijo, casa, coche, etc, no puedes cumplirlos. No llegas.
  • La frustración te domina y piensas que te has equivocado al elegir la profesión, o la empresa, o que no debías de haberte comprometido con lo que has planeado para tu vida.
  • Trabajas más que nunca, buscando un nuevo empleo o preparándote, a marchas forzadas, para otro trabajo.

No se puede ver el problema del paro ‘desde un despacho‘ o desde ‘la comodidad del sofá’, como si fuera un problema ‘de otros’. Un número de parados mínimo es normal que exista, porque siempre habrá empresas que cierren. Puede ser una oportunidad para cambiar de vida, para el que se lo pueda plantear así. En su momento yo tuve que ‘emigrar’ a otra región y empezar de nuevo. Pero la exageración del paro que nos afecta en España es suficiente motivo para que los políticos quiten cualquier traba a todo lo que alivie la situación, simplifiquen requisitos legales para crear negocios, eviten recaudar desmesuradamente en empresas nacientes y faciliten la formación y ayudas a los que no pueden hacerlo por sus medios. El paro es una emergencia nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s