De la agricultura a la cultura

Publicado en http://www.castelloninformacion.com el 23 de junio de 2014

En los últimos días he tenido la ocasión de estar presente en dos presentaciones de proyectos culturales que sirven de fomento del turismo. El sábado de la semana pasada en Fuendetodos (Zaragoza) en la inauguración de una exposición temporal sobre la figura de Goya en los productos de la Real Casa de la Moneda, que estará abierta todo el verano, donde se muestra la incidencia del personaje en billetes de banco, sellos, monedas, medallas y estampas, que añadirá un incentivo para visitar esta bonita localidad. Este último viernes en Oropesa del Mar, en la presentación, en rueda de prensa, de la XVI Copa de S.M. El Rey de Pesca de Altura, que reunirá en pleno mes de agosto a los mejores en la especialidad, como ya ha hecho en otras ocasiones, para disfrute de los veraneantes y el mayor renombre y visibilidad del Club Náutico de Oropesa y de su Ayuntamiento.

La transformación de la sociedad española en las ultimas décadas ha sido notable. Se ha pasado de una agricultura de subsistencia, a una agricultura competitiva, en la que cada vez más prevalecen los métodos industriales de producción, con una menor incidencia del factor humano. A mitad del siglo pasado una familia con un pequeño huerto podía vivir del campo. Hoy el campo es un complemento de los ingresos de esa misma familia, que necesita tener otra ocupación que le proporcione unos ingresos regulares, a menos que se posean grandes extensiones. Simultáneamente el turismo, una forma de cultura, que lo veíamos hace 50 años como una distracción sólo al alcance de los ciudadanos ricos del norte de Europa, se ha consolidado como una actividad económica principal en España, y también en una de nuestras necesidades, al aumentar la ‘renta per cápita’. Los poderes públicos muchas veces han sido buenos aliados del proceso.

En ambos ejemplos mencionados, los Ayuntamientos son protagonistas, apoyando la explotación de los recursos locales en favor de sus ciudadanos. En un caso el ‘recurso’ se fundamenta en la fortuna de haber sido la cuna de un personaje único, que satisface la curiosidad del visitante que desea conocer la casa natal del artista, el Museo del Grabado, y la Sala de Exposiciones Zuloaga, comer bien y disfrutar un día agradable ‘lejos’ de la gran ciudad; en otro caso la fortuna de visitar un maravilloso entorno natural marino, a la vez que se practica o se admira la pesca, uno de los primeros deportes -qué remedio- del ser humano, disfrutar del baño en La Concha y comer bien, también ‘lejos’ de la gran ciudad. ‘Fortuna’, ‘disfrute’, ‘lejos’ ¿casualidades?

El turismo se ha convertido para muchos en una fuente permanente de riqueza. Ocupa un 16 % de la población activa, 1/6 de nuestros trabajadores, tanto en el sector de la hostelería y restauración, como de viajes y residencial, de forma que cae como una ‘lluvia fina’ sobre nuestra sociedad, haciendo que los tiempos difíciles lo sean menos. Bendita cultura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s