Internet de las cosas (IoT)

Publicado en http://www.castelloninformacion.com el 10 de noviembre de 2014

 Vayan acostumbrándose a estas siglas y estos significados: Internet de las cosas (en inglés Internet of Things), que identifica el concepto de las interconexiones entre los objetos, mayoritariamente por vía inalámbrica. Todo empezó con la invención de internet, en 1969, cuando se creó una conexión entre los ordenadores de cuatro universidades de Estados Unidos.

En las empresas, cada vez se manejan más datos, y no se concibe el trabajo sin conexión con el ordenador. La mayoría de los datos originales se introducen manualmente. Son resultado de la interacción del hombre con las máquinas, pero cada vez son más los equipos conectados que están dando datos sobre su funcionamiento, con fines de su control y manejo. En la revisión del vehículo lo conectan a un dispositivo analizador, al que el coche ‘le cuenta’ su estado y con esos datos, quizá desde otro continente, están haciendo un diagnóstico y proponiendo la reparación que procede, aparte de elaborar estadísticas que permiten mejorar el diseño de sucesivas versiones o de nuevos modelos. El concepto es también aplicable a la ‘tele-medicina’, y significativamente a la cirugía a distancia.

En el ámbito personal, hace pocos años, conectarse a internet desde nuestro ordenador con un módem era casi un rito esotérico, hasta que se popularizó el ADSL. Hoy en día todos llevamos teléfono móvil con conexión a internet. En el teléfono hay integrados una gran cantidad de antenas y sensores, cuyos datos, combinados con los que proporcionamos por medio de las aplicaciones, hacen posible, por ejemplo, que Google se aventure a informarnos del tiempo que vamos a tardar en llegar al trabajo, en función del tráfico y de las condiciones meteorológicas, aunque no le hayamos dicho cual es nuestra casa ni cual es nuestro centro de trabajo. El móvil también puede analizar nuestro estado de actividad y se permite recomendarnos hacer más ejercicio.

Cada vez hay más mecanismos que van conectándose, como las alarmas inalámbicas, los GPS del coche con conexión de datos para actualizar estado del tráfico, bidireccionalmente. Se avecina un tipo de sociedad en que vamos a estar permanentemente conectados con máquinas, que procesarán nuestros datos. El salto cualitativo se va a producir en el momento en que esas conexiones entre máquinas no dependan de la acción humana para recabar los datos y las conexiones entre máquinas y sensores sean las mayoritarias.

Es fascinante la idea del increíble número de conexiones que se prevé van a existir en años venideros. Todos los objetos cotidianos de cada persona podrían estar identificados y conectados, formando una red de billones de enlaces, cuyo fin sería facilitarnos la vida y hacer más efectivo nuestro trabajo.

Todo esto, imparable, me parece muy bien, con dos salvedades:
La enorme dependencia que va a crear que nos hará más vulnerables y un poco idiotas
El posible mal uso de nuestros datos, que no se limite a timarnos robando nuestras contraseñas

Conclusión: ten los ojos bien abiertos y piensa por ti mismo.

Anuncios

Un comentario en “Internet de las cosas (IoT)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s