Pánico: perdí el móvil

Estuve observando en el tren una escena que me impactó y sirvió para aprender en cabeza ajena: una viajera había acabado de perder su móvil.

Cuando uno piensa que puede perder el teléfono lo hace en términos abstractos del tipo “bueno es difícil que a mi me pase, soy muy cuidadoso, pero por si acaso, cuando tenga tiempo, ya haré algo”. Habían anunciado por megafonía que los trenes tenían demora por una incidencia y que el primero que iba a salir era otro. Así que todos salimos del nuestro, donde ya nos habíamos aposentado, aprisa, corriendo, para llegar. Pero algo paso en esa carrera. Yo vi a poco de estar en el nuevo tren, como esta viajera se puso los auriculares y luego no aparecía su móvil. Lo buscó una y otra vez con cara de pánico entre sus cosas, sin éxito. Luego fue cambiando la expresión del pánico a la tristeza. Yo iba viviendo todas esas sensaciones y más de una vez comprobé que mi teléfono seguía en su sitio.

El móvil en proceso de cifrado: se puede cifrar el teléfono, la tajeta SD o ambos
El móvil en proceso de cifrado: se puede cifrar el teléfono, la tajeta SD o ambos

Y entonces decidí hacer algo ya. Para empezar asegurarme de que en caso de pérdida, quien se encuentre el teléfono no pueda suplantar mi personalidad. Hay tantas formas, mediante Facebook, WhatsApp, etc, que lo mejor es ponerle una contraseña de acceso a la pantalla y se la puse.

Después vi que servicios ofrece la compañía del teléfono: hay uno de localización del móvil, que activé.

Por último, y dado que en el teléfono viajan muchos archivos personales, me decidí a probar la aplicación del teléfono que sirve para cifrar el contenido del mismo. Da un poco de respeto ver el teléfono en la operación de cifrado (ver imagen), indefenso y pensar que si sale mal la operación o si pierdo la nueva contraseña que ahora ya no sólo protegerá la pantalla sino todos los archivos, no podría acceder ni yo mismo. Es un paso que hay que meditar un poco. Pero está claro que, según el uso que tenga el teléfono y su contenido, puede ser preferible tener la molestia de poner una contraseña, cada vez que se va a usar el teléfono cuando esté cifrado, que dejar que los datos valiosos acaben en manos de alguien que roba el móvil, que no lo hace de forma amistosa.

DISCLAIMER.- Use el software y procedimientos descritos bajo su sola responsabilidad. Parte del software que se menciona puede modificar el sistema operativo del ordenador o del teléfono y provocar perdidas de información o mal funcionamiento del mismo. No se ofrece ninguna garantía ni implícita ni explícita. Ni se admite ninguna responsabilidad por mal uso o pérdidas originadas en equipos informáticos o en datos que contengan, causadas por software y métodos que aquí se indican.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s